huila
Home Inicio » Good News Buenas Noticias » Renovación cafetera del Huila representó el 17% del total nacional
Renovación cafetera del Huila representó el 17% del total nacional

Gracias a la renovación de cafetales y al Plan de Choque desarrollado por Fedecafé, la infección por roya en Colombia pasó de un promedio nacional del 33% en noviembre de 2010 a 5% al cierre del año anterior.

Los cafeteros huilenses renovaron un poco más de 20.000 hectáreas durante 2012.

REDACCIÓN ECONOMÍA

Diario del Huila, Neiva

Jueves, 24 de enero de 2013

Durante el 2012 los cafeteros del país renovaron 117.236 hectáreas, de las cuales el 94 por ciento fueron variedades resistentes al hongo de la roya y mejor preparadas para la variabilidad climática. Esta cifra fue superior a la registrada el año inmediatamente anterior. 
Para el caso del Huila, según Héctor Falla Puentes, director ejecutivo del Comité Departamental de Cafeteros, la labor de renovación totalizó 20.028 hectáreas durante la vigencia anterior. De hecho la región se ha mantenido en los primeros lugares en la implementación de este programa.
“La renovación de cafetales en el Departamento superó las 20.000 hectáreas. La variedad cultivada fue la Castillo que es resistente a la roya y tiene un mejor comportamiento ante los fenómenos de variabilidad climática. Esperamos que en un año y medio ya estén en plena producción”, añadió.
Al comparar las cifras regionales con las de los demás departamentos cafeteros se tiene que el Huila renovó el 17,08 por ciento del total nacional.

Estrategia de reconversión
De acuerdo con la Federación Nacional de Cafeteros, el elemento central de la estrategia de reconversión cafetera desarrollada por la Federación con el apoyo del Gobierno Nacional es el de elevar la productividad de las plantaciones y reducir el número de plantaciones susceptibles a la roya del cafeto con variedades de última generación.
Las diferentes fuentes y reportes de prensa indican que este hongo ya se ha controlado en Colombia gracias a los programas de la institucionalidad cafetera, actualmente ataca a cerca del 35 por ciento de los cultivos de café de Centroamérica, los cuales están altamente afectados, situación que ha llevado a algunos países de la región a declarar emergencia sanitaria.
“Así, mientras que Colombia se ha dedicado a renovar y cambiar sus plantaciones por variedades resistentes y productivas, en muchos de sus más cercanos competidores el flagelo de la roya está golpeando fuertemente sus cultivos”, afirmó el gremio en un comunicado.
Gracias a la renovación de cafetales y al plan de choque desarrollado por la Federación, la infección por roya en Colombia pasó de un promedio nacional del 33% en noviembre de 2010 a 5% al cierre del año anterior.
“Cada vez un mayor número de países se está acercando a Colombia para conocer su estrategia de adaptación a la variabilidad climática y de reconversión por variedades resistentes a la roya”, dijo Luis Genaro Muñoz Ortega, gerente general de Fedecafé.
“Ellos están comenzando a vivir lo que nosotros tuvimos que enfrentar en términos de infección del hongo y están revisando el modelo colombiano como fuente de inspiración para atender tan compleja situación”, agregó.

Grandes esfuerzos
Vale la pena resaltar que los productores de café de Colombia hicieron grandes esfuerzos para realizar las renovaciones de sus cafetales, especialmente en los últimos cuatro años, periodo en el cual la fuerte ola invernal, la cotización internacional y la revaluación del peso colombiano, afectaron drásticamente sus ingresos.
En 2011 y 2012 los cafeteros intervinieron más de 234.000 hectáreas. Sin embargo, el monto de recursos invertidos por los cafeteros en renovación y nuevas siembras fue mucho mayor en el 2012 como proporción de sus ingresos, puesto que el valor de la cosecha cafetera cayó 32%, pasando de cerca de $5 billones en 2011 a $3,4 billones el año pasado. Así las cosas, teniendo en cuenta los costos de la renovación, en el 2012 se invirtieron en reconversión cerca del 23% del valor de la cosecha, lo que demuestra una vez más el tesón y compromiso de los cafeteros con su actividad. En 2011, esta proporción correspondió a 15% del valor de la cosecha.
Al cierre del 2012 Colombia contaba con un parque cafetero de alrededor de 930.000 hectáreas, de las cuales 709.000 hectáreas (76%) estaban sembradas en cafetales tecnificados jóvenes. Cabe resaltar que 234.000 hectáreas aun no comienzan su ciclo productivo.
Esta estructura contrasta con la situación en el 2008, cuando el área de café tecnificado joven correspondía apenas al 61% del total.
Además, el área sembrada en variedades resistentes a la roya y menos vulnerables a la variabilidad climática pasó de 260 mil hectáreas en 2008 (30%) a 501 mil en 2012 (54%).
Pese a las dificultades ocasionadas por la reducción de los precios y la revaluación del peso colombiano, la meta de renovación para el 2013 es de 100.000 hectáreas adicionales.
“Ya cumplimos la meta de tecnificación. A hoy tenemos el 94 por ciento de nuestra caficultura tecnificada”, destacó Muñoz, quien agregó que en los próximos años la institución se concentrará en tener la caficultura en estado joven y resistente.
De mantener este ritmo, hacia el año 2015 la caficultura del país estará totalmente renovada, joven y en variedades resistentes a la roya.

Share

Código Ética y Buen Gobierno Términos de uso Gestión de Archivos Directorio Comités Servicios en línea Protección de datos personales